jueves, 20 de septiembre de 2012

Un día tuve una idea


Un día tuve una idea, la publiqué y se hizo famosa; pero nadie sabía mi nombre. Mi ego se sintió herido.

¿Alguien quiere un ego? Se lo regalo!

No hay comentarios: