jueves, 20 de septiembre de 2012

Ramón

<··· Ir a blog en galego


Él: "¿¿Crees en Dios…??
         Dime!! ¿¿crees en Dios??".
Yo: "Creo en tí, amigo mío"…

Entonces apartó el cuchillo de mi garganta, bajó la cabeza y dijo con amargura:
"Antes, César, yo era como tú…: normal...", y lloró desconsoladamente.

No hay comentarios: